• 3rd April
    2012
  • 03
1-2-3 probando: Dove Beauty Finish Antitranspirante (*)
La expresión “rutina de belleza” se asocia inconscientemente con la limpieza y tratamiento de la piel del rostro. Pero también debería incluir la del cuerpo, dentro y fuera de la ducha.
Justamente, una vez que salimos de bañarnos, uno de los pasos de nuestra rutina es la aplicación del antitranspirante. No es algo de poca importancia: debe proteger la delicada piel de las axilas y debe acompañarnos todo el día. Si el desodorante te falla, se esfuma toda posibilidad de sentirte cómoda durante la jornada.
Por invitación de la marca, hace unos días comencé a testear el nuevo Dove Beauty Finish. Su fórmula -con el clásico 1/4 de crema humectante- ahora suma mica perlada para embellecer la piel de las axilas, lo que generó en mí mucha curiosidad sobre cuáles serían los resultados.
Su fragancia es suave y floral, con un acorde a rosas, pero una vez aplicado sobre la piel se va tornando fresco y herbáceo. Las axilas se sienten humectadas (no “encremadas”) y visualmente la piel luce más tersa y luminosa. Realmente es un producto de belleza.
Por último, y no menos importante, promete 48 hs de protección. A tanto no llegué, pero sí puedo asegurar que su efecto antitranspirante dura todo el día. ¿Un plus? No mancha la ropa con residuos blancos ni te deja tosiendo por partículas molestas flotando en el aire.
(*) Post de prensa.

1-2-3 probando: Dove Beauty Finish Antitranspirante (*)


La expresión “rutina de belleza” se asocia inconscientemente con la limpieza y tratamiento de la piel del rostro. Pero también debería incluir la del cuerpo, dentro y fuera de la ducha.

Justamente, una vez que salimos de bañarnos, uno de los pasos de nuestra rutina es la aplicación del antitranspirante. No es algo de poca importancia: debe proteger la delicada piel de las axilas y debe acompañarnos todo el día. Si el desodorante te falla, se esfuma toda posibilidad de sentirte cómoda durante la jornada.

Por invitación de la marca, hace unos días comencé a testear el nuevo Dove Beauty Finish. Su fórmula -con el clásico 1/4 de crema humectante- ahora suma mica perlada para embellecer la piel de las axilas, lo que generó en mí mucha curiosidad sobre cuáles serían los resultados.

Su fragancia es suave y floral, con un acorde a rosas, pero una vez aplicado sobre la piel se va tornando fresco y herbáceo. Las axilas se sienten humectadas (no “encremadas”) y visualmente la piel luce más tersa y luminosa. Realmente es un producto de belleza.

Por último, y no menos importante, promete 48 hs de protección. A tanto no llegué, pero sí puedo asegurar que su efecto antitranspirante dura todo el día. ¿Un plus? No mancha la ropa con residuos blancos ni te deja tosiendo por partículas molestas flotando en el aire.

(*) Post de prensa.

Comments